La caída de Roma. La era germánica

Autor:

Marcos López Herrador

Editorial:

Eas

ISBN:

9788419359339

Fecha de edición:

Septiembre 2023

Páginas:

324

Medidas:

16 x 26 cm

Idioma:

Español

Disponibilidad: Solo quedan 1 disponibles

24,95

Cuando en el año 375 d.C., los hunos irrumpieron al norte del Mar Negro y el emperador Valente autorizó a los que más tarde serían conocidos como visigodos a protegerse dentro de las fronteras, nadie en Roma podía pensar, que, pasados cien años, el Imperio romano occidental habría desaparecido.

En ese tiempo, la que ha sido conocida como la Roma eterna se jugó su destino de la mano de personajes tan fascinantes como Alarico, Teodosio el Grande, Estilicón, Elia Gala Placidia, Aecio, Ataúlfo, Genserico o el gran Atila; o personajes eclesiásticos como San Dámaso, San Agustín, San Ambrosio, o San Jerónimo.

Un largo proceso de decadencia había llevado a Roma al borde del abismo y los romanos, apagado aquel espíritu que los había convertido en la mayor civilización conocida, eran incapaces de oponerse a la fuerza y vitalidad de otros pueblos, que, con energías renovadas y una nueva vitalidad, querían encontrar un hueco en un mundo que heredaron, porque el Imperio ya era incapaz de rechazarlos y, aún lo era más, de imponerles su liderazgo.

No fueron las causas de la decadencia las que determinaron la caída. No cabe duda de que las causas de la decadencia agravaron el proceso de caída, pero esta tuvo sus causas propias que son las que este libro narra. La prueba es que, siendo comunes esas causas de la decadencia a ambas partes del Imperio, la parte oriental sobrevivió nada menos que otros mil años.

Las invasiones bárbaras significaron el fin de Roma, pero también el comienzo de la era germana. Unos y otros han marcado decisivamente la Historia de Occidente para forjarnos tal y como hemos sido.

Carrito de compra
Scroll al inicio