chelsea

Ediciones Chelsea. El pop en la diana

11 junio 2024

A estas alturas creemos que ya es evidente que aquí en el Rincón de Pensar sentimos pasión por la música en general y en particular por la de los 60 (echa un ojo a nuestra selección de títulos musicales), por eso nos hace especial ilusión añadir a la lista de editoriales con las que trabajamos el nombre de Ediciones Chelsea.
Para los que no conozcáis aún su labor, Chelsea se puso en marcha allá por 2010 de la mano de Álex Díez.
Álex lleva haciendo gala de una militante pasión por el pop y por la cultura mod desde los 80, cuando siendo aún adolescente formó los Flechazos, banda de referencia del underground patrio durante una década. A aquel proyecto le siguió otro igual de exitoso, Cooper, con el que se recorrió todos los festivales de música independiente del país. Pero su pasión por la cultura pop no se ciñó exclusivamente a la composición musical pues en su currículum también le encontramos organizando festivales, pinchando en fiestas de media Europa, escribiendo tanto en fanzines artesanales como en medios profesionales (en el presente colabora con periodicidad mensual con la revista digital Centinela), editando libros y ¡dirigiendo un museo- fundación!
Con esto de la fundación Álex anda bastante liado pero ha tenido la amabilidad de buscar un hueco para contestar nuestras preguntas.


Tras toda una vida dedicado a la música, en el 2010 decidiste ir un paso más allá y ampliar tu relación con la música desde otro campo, como editor de libros con Ediciones Chelsea ¿qué te llevó a tomar esta decisión?


Siempre me han gustado mucho los libros como objeto y leer como actividad. Me veía capaz de escribir aquel CLUB 45 y de autoeditarlo. Tuvo éxito y se vendió bien, así que decidí tomarme más en serio lo de Ediciones Chelsea, que al principio era sólo un nombre, y buscar proyectos editoriales que me apeteciera abordar. Ya llevo casi quince años con esto y me sigue ilusionando; éste último de Bowie creo que ha quedado genial.


¿Cómo fue el proceso de puesta en marcha de este negocio?


Bueno, como negocio es un poco ruinoso, pero me da muchas satisfacciones. Cuando diseñé la colección MIS DOCUMENTOS pensé que estaría bien hacer algo alejado de los años sesenta pero que estuviera muy ligado a mis intereses. Al principio fue precioso… pero cuando la lista de
gente que me había dicho que no, que ni me había contestado o que me había dicho que sí pero luego no había sido capaz de armar un libro fue mucho más larga que la de los autores publicados pues, entonces, ya decidí tirar la toalla y buscar otros caminos. Así que me centré en
libros de música sobre los años sesenta y la Nueva Ola y el punk, que es lo que me gusta a mí.


Llama la atención que, desde un principio, optaras por evitar distribuidoras vendiendo directamente a librerías. Siendo mucho más cómodo el uso de una distribuidora ¿por qué has elegido esta opción?


Fue una decisión económica: si trabajas con distribuidoras tienes que poner un precio más alto a los libros para que compensen. Además, es que yo estaba sin trabajo, así que me inventé tres trabajos a la vez: autor, editor y distribuidor. Y luego está el componente personal, porque es que a mí me gusta la gente y me divierte ir por las librerías, saludar, ver cómo están posicionados los libros nuestros…


De hecho al principio eras tú mismo el que se recorría media España con cajas de libros en el maletero del coche repartiendo los libros ¿sigues haciéndolo?


Sí, bueno, mucho menos, ahora no tengo tanto tiempo, pero sí que me cojo el coche, lo lleno de cajas y me lanzo a repartir.


Cuando uno empieza un proyecto nuevo, quizás por aplacar los nervios o por hacer de la necesidad virtud, se suele tirar de amigos ¿fue esta la razón de empezar la singladura con la colección «Mis Documentos»?


No, en realidad no. Me pareció que esa generación necesitaba un reconocimiento y por eso lo hice. El periodo “indie”, los primeros FIBs, todo aquello… lo disfruté mucho, y me encanta creativamente. Y luego estaba el formato, el libro pequeño, la literatura “circunstancial”… Tú sabes que yo soy muy de formatos alternativos y me apetecía aquello. Aunque poca gente lo entendió, la verdad. Hay mucha gente que va de alternativa pero en el fondo son tremendamente conservadores. No les gusta el riesgo, no.


Chelsea, por ahora, es una editorial centrada en libros sobre música. En el presente quizás no pero hace 20-30 años encontrar libros sobre música, o específicamente sobre subculturas o música independiente, no era tan sencillo ¿crees que ya se ha saldado ese déficit?


Ahora hay un millón de libros de música. De hecho, veo necesaria una feria de libros musicales a nivel nacional, porque además el evento sería casi como un festival encubierto, ya que la materia de la que se trata ofrece mil posibilidades de programación, cosas de mucho interés. Pero, sí, me da la sensación de que se “sobre-edita”… igual por eso me he parado a pensar y he tardado dos años en publicar algo con Chelsea, esperando el libro que mereciera ser publicado.


En el futuro de Chelsea ¿tienes en mente que haya algo que no sea música 100%?


No, seguiré haciendo biografías y libros relacionados con la música y la cultura pop. Aunque si surge la oportunidad de crear una revista como formato “de prestigio” para la Fundación Club 45”, algo que trate de otros aspectos, otras disciplinas, pero desde nuestro pequeño refugio, en ese
caso sí que estoy abierto a trabajar en esa dirección.


Acabas de editar un libro suculento sobre la etapa más desconocida para el gran público de David Bowie, sus comienzos como rutilante estrella mod. Cuéntanos un poco sobre «El nacimiento de Bowie»

Un amigo me lo recomendó, lo leí y me encantó. Y fui a por Phil Lancaster, su autor. Ha sido relativamente sencillo llegar a un acuerdo “internacional” porque Bonnier, la editorial inglesa, no es muy grande y además tienen agente en Barcelona. Aunque debo de reconocer que cuando me enteré que tenía que gestionar los derechos a través de Balcells me entró un poco de susto porque son los agentes de García Márquez, por ejemplo, para que te hagas una idea. Pero Phil estaba tan ilusionado en publicar en España que todo lo facilitó.

Las ediciones de Chelsea además de interesantes de leer son bonitas de ver con mucho material gráfico. ¿La parte estética es importante para ti?

Mucho, soy muy estético en todo y además creo que un libro debe de ser un objeto atractivo. Ya sabes, algo que te guste tener entre las manos. Es mi vertiente “Archivo Gráfico”. También pesa el competente de “coleccionista”, esos álbumes de fotos al final de cada tomo son como un premio para los que han conseguido llegar hasta el último capítulo pero se montan desde el punto de vista de un coleccionista, sí.


¿Nos puedes adelantar algo sobre nuevas ediciones en preparación?


Ahora no tengo nada en cartera, me ha coincidido la salida del de Bowie con el inicio de la Fundación y ando como pollo sin cabeza. En unos meses me replantearé por dónde tirar con la editorial, qué nuevo proyecto acometer.


Antes de terminar, te tengo que preguntar sobre el gran proyecto causa de tus desvelos durante los últimos años que no es otro que el de la Fundación Club 45 y esa espectacular sede-museo que acabáis de abrir. Este tema daría para otra entrevista entera por si mismo pero mientras llega… ¿qué es esta maravilla?


Es una aventura que marcará mi vida ya hasta el final, un sueño hecho realidad. Se trata de un centro de documentación basado en mi colección de revistas de los años sesenta y alrededor de esto hemos creado todo un centro cultural, con una parte de museo, una sala de expos temporales, un aula y un lugar para conciertos y presentaciones con servicio de cafetería y un jardín muy acogedor. Pretendemos que se convierta en un punto de encuentro de artistas, gestores culturales y aficionados. Y todo esto, en el medio rural, en el bonito pueblo de Santa Colomba de Somoza. Tienes que venir a verlo.


La última. ¿Puedes recomendar a nuestros lectores algunos libros que te hayan marcado (musicales o no)?

Mejor autores: Alan Sillitoe, Anthony Burguess, Juan Marsé, Tom Wolfe, Ivan Doig y Amor Towles

Carrito de compra
Scroll al inicio